lunes, 23 de noviembre de 2009

Presente

Hace tiempo que vengo observando mi desorden
Estudiando sus contradicciones, sintiendo su esencia, degustando su agridulce sabor...
Y hoy, así, sin más, soy consciente de que ya no me afecta.
Puede que el caos vuelva, pero... eso ya será otra historia.



Let's start over again
Why can't we start it over again?

Just let us start it over again

And we'll be good
This time we'll get it...
We'll get it right

It's our last chance to forgive ourselves


El mejor concierto y en HD!

domingo, 22 de noviembre de 2009

INck


INC: (inglés: abrev. incorporated, EEUU) terminación legal que se añade al nombre de un tipo de persona jurídica: la corporación. Las corporaciones pueden ser negocios, fundaciones sin ánimo de lucro, clubs deportivos o gobiernos de nuevas ciudades.

INK: (inglés: tinta): líquido que contiene pigmentos utilizados para colorear una superficie con el fin de crear imágenes o textos. Comúnmente, la gente la imagina siempre negra y la relaciona con manchas.

sábado, 21 de noviembre de 2009

Frío Futuro

Piensa, rápido. ¿Cómo vas a salir de esta? Ahora si que estás bien jodido.
Ellos no tienen ningún miedo, al menos hasta ahora, pero tú si.
Cuando se ve a la de negro de frente, claro que da miedo. Pero ellos no tienen ese problema. Demasiada ventaja.
Deja de pensar, céntrate. Ahora, presente. Olvida todo lo demás.
Olvida el hombro magullado y el tobillo retorcido. Olvida a H. ¿habrá sobrevivido? Olvida, limpia tu mente y mira el Ahora.

Revisas el nivel de carga del disruptor HV portátil. 50%. Puede que esos cibercops que te habían rodeado no tuvieran miedo, pero no aguantaron ni 2 segundos de radiación azul disruptora. La moto. Salir con ella es delatarse pero es un medio ultrarrápido de llegar al sector de la reserva. Y allí, entre humanos estarás a salvo.

Dicho y hecho. Zigzagueas entre el tráfico. Los ciudadroids son mansos conductores, respetuosos, controlados. Pero tú no. Sirenas de policía. Alguna de las miles de cámaras de seguridad urbana te habrá escaneado, tal vez algún satélite espía. En el retrovisor brillan dos coches blindados de la cibercop. Entras en la autopista y haces rugir el motor hasta la línea roja. Por encima de 400 llegas al Tiempo-bala. Todo pasa a cámara lenta. Mientras esquivas coches de forma automática, puedes volver a pensar...

¿Porqué complicarse la vida? ¿Porqué rebelarse contra ellos? ¿Porqué querer seguir siendo débil? ¿Porqué no abrazar una vida de perfección elegida entre un menú de ingeniería robótica? ¿Porqué.. *

El triple servofreno delantero de la CBR Penfield responde instantánea y afectuosamente al leve roce de tus dedos y toda la furiosa energía cinética de la moto se clava rabiosamente en la suspensión delantera, obligando al sistema compensador automático a actuar. Tu cerebro intenta recuperarse de la aplastante deceleración 400-cero en 2 segundos. Delante de tí, la barricada y los trajes azules bloquean el paso. Detrás llegan tus perseguidores. Conectas el disruptor, sabiendo que no será suficiente, dejas de pensar y sigues viviendo...

jueves, 19 de noviembre de 2009

Sincronizado (con JL!!!)

Tú, que no me conoces todavía, me miras y tus ojos me suenan a algo que ya conozco.
Ya sé que piensas que paso de todo, que no me importa lo que haces...
Pero no es verdad, al contrario, es como cuando miras esos lagos tan grandes que
parecen el mar, pero si pruebas su agua, te das cuenta de que no saben a sal.
Igual es que las apariencias sólo son ciertas cuando no hay más que superficie. =)



People say I'm crazy doing what I'm doing,
Well they give me all kinds of warnings to save me from ruin,
When I say that I'm o.k. they look at me kind of strange,
Surely you´r not happy now you no longer play the game... =)

miércoles, 18 de noviembre de 2009

81 CET B (Esperanza) (III y fin)

Lo que nunca pensaron al planear esta misión era que el único piloto capaz de terminarla con éxito era alguien que había dejado de creer en el ser humano; alguien dispuesto a hacer todo lo posible por asegurarse de que el Hombre no quedaría sin su merecido y paradójico castigo.

¿Cómo se podía permitir al ser humano, responsable de romper el equilibrio natural de todo un planeta, que pudiera contaminar otros sistemas solares del universo conocido?
Si el Exodus había resistido el tremendo viaje en el hiperespacio, ahora esta en mi mano el terminar definitivamente con la raza humana: el virus más letal que había existido.

Delante de mí está el pequeño botón azul que antecede a la pandórica autodestrucción; reluciente dentro de la cubierta de seguridad, transparente y lleno de nadas, esperando que esta se abra y todo acabe con un click.

Pero antes del final, quiero cumplir un último deseo en forma de despedida de lo que ha sido mi hogar durante estos años. Busco algo que grabar en mi mente para que me acompañe en la oscura eternidad que está a punto de llegar. Y mis pasos me llevan casi automática e involuntariamente hasta la sala de criogenia; y ahí veo la unidad gemela de hibernación. Me acerco. Una extremadamente fría capa de escarcha recubre el cristal adiabático; noto el contraste térmico en mi mano mientras acaricio suavemente la superficie. Duele al sentir tanto frío, pero es sólo un momento, mientras comienzo a ver el interior...


Estás plácidamente dormida, casi juraría que sonríes. Y, al verte, recuerdo una parte de mi memoria que permanecía congelada desde antes incluso de empezar este superviaje. Todos esos sentimientos absurdos e irracionales, como de otra época y de otro ser... Mil imágenes de belleza terrenal, profunda, desértica y majestuosa me inundan quemándome con un flashback sobrecogedor.
Y toda la seguridad que me acompañaba para llevar a cabo mi plan suicida, larga y terriblemente sopesado, se viene abajo... y en todo mi ser se instala, sin que pueda hacer nada por evitarlo, el virus de la esperanza.


martes, 17 de noviembre de 2009

81 CET B (Esperanza) (II)

Recuerdo la avidez de las megacorporaciones: Tyrell, Cyberdine, Weyland... "Creando Mundos Mejores", decían al final de cada estúpido anuncio, siempre sobresaturado de caras sonrientes...

Pero ni siquiera los hieráticos presentadores de las C News pudieron esconder el pánico de sus rostros, amplificado en las gigantescas pantallas de las fachadas hipercomerciales del sector A1: era el noviembre rojo de Marte; el mayor accidente termonuclear de toda la historia.
El inmenso cráter, la pérdida del 20% de la masa planetaria, expulsada fuera de su atmósfera artificial; el desequilibrio en su órbita y finalmente el peligroso acercamiento a La Tierra, que avecinaba un apocalíptico choque. Luego, los planes de científicos, matemáticos, militares... ninguno pudo evitar el desastre.

Mi memoria me lleva ahora al reluciente gimnasio de la academia de vuelo. Me veo sangrando por la nariz mientras jadeo y miro al suelo. Pegarme con B fue el último de mis grandes errores, sin poder excusarme con las exigentes y duras pruebas de acceso, ni la situación caótica mundial; todos sabían por qué luchábamos, o mejor dicho, por quién.
En ese golpe final dejé algo más que la sensibilidad en los nudillos; había perdido cualquier nexo emocional; ahora estaba totalmente solo. Y cuando finalmente pierdes todo, tu miedo se va también: alguien que está perdido no se puede perder, ¿verdad?

Nada pudo interponerse y fui elegido para manejar el megacrucero Exodus, el único prototipo con capacidad para alcanzar la velocidad de la luz. ¿Un nuevo Noe? -bromeaba la gente- como si el humor fuera a devolverles la fé o a conseguirles un billete para el nuevo mundo; Pero en esta nueva versión del arca sólo cabía unos centenares de personas hibernadas, junto con miles de muestras de ADN de especies animales y vegetales.

Debo admitir que nadie, ni siquiera yo mismo, confiaba en que nave y tripulación lograríamos resistir el titánico empuje de los recién desarrollados motores de fisión láser, ni las duras décadas de invierno criogénico. Pero todo ha salido bien.


Dejo de lado mis recuerdos y repaso las múltiples pantallas de la consola central de mando; mis cálculos de velocidad y posición fueron perfectos: a unos pocos cientos de miles de kilómetros, los sensores de la nave muestran la proximidad de nuestro objetivo: 81 CET B: un enorme exoplaneta 5 veces mayor que Júpiter y con las condiciones térmico-biológicas necesarias para resultar habitable...

lunes, 16 de noviembre de 2009

81 CET B (Esperanza)

Oscuridad. Un sonido seco retumba en mis oídos pese al silencio y a la ingravidez que rodea todo. Afuera, el vacío sin fin. Nebulosas azules de polvo estelar inerte. Todo duerme arropado por el espacio infinito, lleno de frías y vacías galaxias. Nada se mueve, ni siquiera yo, aunque presiento que estoy a punto de hacerlo.

Mi celda de hibernación genera un microcampo magnético; lo noto a través de mi piel, hipersensible tras décadas sin sufrir un roce. Noto la actividad eléctrica como si se me quisiera comunicar algo... "buenos días, A, es hora de levantarse", "despierte, son las 7:00, y recuerde que hoy puede ser un gran día", o cualquier otra gastada y supuestamente edificante frase de despertador bio-amigable...

La cápsula cafeínica que acabo de tomar me ayudará a pensar mejor; mi metabolismo se acelera y la mente se va abriendo poco a poco a lo real. Aunque la realidad trae consigo una inquietante mercancía: la memoria y, muy pronto, comienzo a hilar el complejo tapiz de los hechos que me trajeron aquí...

miércoles, 11 de noviembre de 2009

Ausencia


Hoy te escribo a ti, que has cambiado
de trabajo, cuerpo y casa.
Para contarte algo simple, que ya sabes:
mi deseo de que en tus nuevos espacios
tengas lo que mereces,
que es lo mejor.

Pero no escribiré mucho, porque sin ahoras,
tu nombre sabe a pasado
y leer o pensar en el ayer no es lo que quiero,
pues al volver a mirar,
su esencia de belleza estelar y ardiente,
me supera en todos los sentidos.

Y, a pesar de que conmigo ya no te sientas en casa,
y pese al inmenso vacío que dejas a tu paso,
no guardaré un recuerdo ni mantendré un deseo
que sea hostil; al revés:
de lo que enterraste en el tiempo
siento que brota la vida;
algo que yo siempre quise, aunque estuviera distorsionado
por miedo, deseo o ceguera:
lo esencial y verdadero que, para bien o para mal, nunca morirá.

Gracias por cambiarme y a la vez, enseñarme a ser más yo mismo;
Gracias por recordarme que, al perder, gano. =)

martes, 10 de noviembre de 2009

Serendipiosamente

Te lanzas una y otra vez a la piscina vacía desde el último piso del hotel,

Chocas un millón de veces contra la pared, para intentar derribar lo que es imposible,

Luchas a muerte contra un ejército de seres oscuros y fantasmas hasta quedar tan exhausto que no puedes ni tenerte en pie,

Pedaleas subiendo una cuesta infinita hasta que las piernas parece que te vayan a estallar,

Caminas en el desierto hasta que la piel quemada y la sed te paralizan

y entonces, cuando ya no puedes más, cuando te rindes y lo dejas todo por imposible, entonces y sólo entonces, por arte de serendipia...

se llenan piscinas con agua cristalina
se derrumban los muros de tus prisiones
se vaporizan las huestes malignas que te rodean
se termina la pendiente infernal dando paso a un panorama espléndido
se inunda el desierto con lágrimas de felicidad

y no puedes dejar de pensar en si has estado perdiendo el tiempo con toda esa lucha o realmente era necesaria para llegar a la casualidad...

lunes, 9 de noviembre de 2009

pero cuál es la roja?????????

me ha dejado mudo! jajajaja


sábado, 7 de noviembre de 2009

mp3


Tú te marchas, pero espero que no te hayas ido de mí,
porque aunque hace tiempo que nuestros ojos no se miran
la magia auténtica de los buenos deseos permanece,
latente, dispuesta a reparar la música que nos unió.


viernes, 6 de noviembre de 2009

La Llamada

- ¡Hola N! me alegro de que ayer no fueras mordida por un vampiro! jajaja

Habitualmente, la gente no suele responder así cuando le llaman por teléfono, pero a M no le gustaba ser un tipo demasiado normal. Ahora, durante el diálogo, recordaba la noche anterior y la enorme luna llena que les acechaba, con cierta actitud predadora. Pensaba en el breve momento compartido y su fría conversación, contagiada por la temperatura de la calle y por esa especie de burbuja de distanciamiento, invisible y viscosa, que rodea a quienes hace poco que se conocen.

- ¿De verdad no te importa que intercambiemos escritos?
- Claro que no, para eso me apunté al curso; quiero aprender y divertirme y ¿qué mejor manera que haciendo estas "tareas"?.
- Por cierto, ¿de verdad te gustan tanto los libros de terror?

- Bueno, también los temo; supongo que todo me viene de cuando mis padres me prohibían ver pelis y leer libroos que pudieran darme miedo. De hecho creo que mi recuerdo más antiguo de esta particular censura familiar fue cuando me dejaron sin ver Barrio Sésamo porque salía el Conde Draco, jajaja.
- ¿Pero es cierto que estuviste una semana sin dormir mientras leías El Resplandor??!! jajaja
- No te rías, lo paso mal, pero a la vez me gusta. ¿No conoces la teoría de los diez mil sustos? se supone que dejas de temer todas estas cosas cuando has pasado por ese número de momentos de miedo; pero como mis padres me lo evitaron de pequeña, pues aquí me tienes...

La voz le temblaba un poco y eso a M le parecía muy sugerente, como si el saberlo le diera cierto poder sobre ella; aquello le excitaba. Insistió en recordarle escenas o situaciones que podían asustarle, siendo consciente de que estaba disfrutando de una mezcla de curiosidad y sadismo.

Entre tanta charla, M había estado dando vueltas por la casa mientras conversaba, siguiendo esta inquieta costumbre. Terminó su pequeño trayecto en el salón, frente a la cristalera que da a la calle. Desde la altura de su ático se podía contemplar perfectamente la ciudad, aunque la tormenta había arreciado y el panorama era un tanto borroso, constantemente iluminado por las frecuentes descargas eléctricas.

- Creo que deberíamos ver una peli juntos, porque me encanta contemplar el miedo en el rostro de una persona, jaja
- ¿de verdad quieres eso? - la voz de N se tornó más fría, pero con un sonido a la vez húmedo y cercano.
- pues... si, creo que...

y en ese instante, M dejó de hablar. Un inmenso relámpago lo iluminó todo, proyectando su imagen en el cristal, como si éste fuera un espejo. Su rostro reflejaba una expresión mortal: su boca entreabierta ya no emitiría más frases irónicas y sus ojos no podrían escapar de la visión fantasmal que aparecía al otro lado de la ventana. Una última frase pasó por la mente de M antes de morir de miedo.



"me alegro de que ayer no fueras mordida por un vampiro! ja ja ja"


jueves, 5 de noviembre de 2009

Terroríficamente Suizo

Hace unos meses, cuando todavía veía Suiza desde lejos y con mente inocente, creía erróneamente que este feliz y neutral estado era un pequeño paraíso bucólico (y fiscal);
lo imaginaba cual edén de las buenas maneras y de la educación o como un Valhalla de los deportes de invierno... pero no, amigos de la nave del misterio, (risas malévolas), al transpasar la capa superficial y adentrarme en su oscuro territorio, comprobé empíricamente que allí todo es posible...(risas malvadas otra vez)

Espero que no se os hiele completamente la sangre al contemplar el...

TOP 5 DE LOS MOMENTOS MÁS TERRORÍFICOS SUIZOS:

1- Imagina que estás de visita turística en el Castillo de Gruyeres (allí donde se origina el famoso quesillo) y que, paseando tranquilamente por una de sus calles medievales, vuelves la mirada y te encuentras con... UN ALIEN! o no! peor! UNA ALIEN! jajaja.

Pues si, en Gruyeres se encuentra el museo de HR Giger, el creador de este bichejo usado por Ridley Scott y James Cameron para sus pelis de culto.

Añadamos a este horror extraterráqueo el hecho de que, cerca de Ginebra, hay un pueblo llamado ALLENS y que, en el hotel de Berna, en el formulario que se rellena en el check-in, había un apartado reservado ONLY FOR ALIENS (que así parece que nos llaman a los extranjeros). Toma, toma! =)

2- Piensa en tu llegada a ese moderno motel, de los que tienen recepción automática, a modo de cajero, y que tu código de acceso no funciona... te encuentras en las afueras de Zurich, en un polígono desierto, pensando que posiblemente eres el único ser vivo y despierto a las 11 de la noche en esa parte de Suiza... Tras un largo diálogo informático con el cajero, consigues entrar pero... te das cuenta de que estos pasillos te resultan familiares...jodó! son iguales que los de El Resplandor!!! entonces te pierdes, porque todas las puertas son idénticas y sólo escuchas el ruido de tus pasos (aunque también crees reconocer el golpeteo fantasma de una máquina de escribir... ) jajaja.

Sólo faltaba el crío con el triciclo y las gemelas susurrando "juega con nosotras para siempre, Neo".

3- Imagina una pareja de belgas de viaje de placer. Ahora están sonriendo, sentados en el vagón de un tren cremallera que lleva a Zermatt, el pueblo base desde donde se parte hacia el Cervino - Matterhorn, la joya de los alpes suizos. Pero entonces, un tipo de perilla que está sentado a su lado les saluda y, un tanto serio, les dice "¿Pensáis que estamos a salvo aquí?"
El rostro sonriente de la pareja se retuerce en una mueca de horror... "si... porqué?" dice él mientras ella no puede contener el miedo...
"ah, por nada, porque un tren que funciona con windows, puede caerse en cualquier momento!!" jajajajajajaja

En la pantalla deberían verse imágenes turísticas y vídeos de la zona, pero en su lugar había una misteriosa imagen.... "El Windows 2000 ha tenido un problema...." jajajaja. (qué risas con los belgas, oiga)

4- CERN: centro europeo de investigación nuclear; acelerador de partículas, experimento de simulación del Big Bang y todos esos rollos científicos de la partícula de Higgs que no se cree ni su tía... Te adentras en el aparentemente pacífico museo didáctico... pero CUIDADO! podrías perderte y terminar en una de estas salas, terrible, sin apenas luz ni aire que respirar, adornada con unos tenebrosos garfios; sin duda, la sala de torturas donde los visitantes sufren tormentos espantosos si no se aprenden de memoria la constante de Plank o el número de Avogadro... jujujuju

cualquiera se mete ahí... (menos mal que eran audífonos que resolvian tus dudas físico-cuánticas, jaja).

5 - Día de vuelta a casa; 1000Km recorridos en coche y justo al final, atravesando las campiñas pirenaicas francesas...el sol se oculta y las tinieblas renuevan su mandato oscuro; la lluvia caída en el asfalto se eleva vaporizada formando espirales difuminadas de vapor que bien podrían ser ánimas retornando al mundo de los vivos...la niebla tan sólida como un muro hace imposible ver nada a más de 1 metro...

Esto es una simulación bastante aproximada de lo que había tras la niebla, estoy convencido. No hay foto porque el móvil se apagó de golpe (debido a tanto susto, jeje).

Conclusión: si vas a Suiza lleva protección (y no me refiero a crema solar, jajaja)

miércoles, 4 de noviembre de 2009

Eres un jodido calcador! (top5 de copias)

¿Podrías decir que algo es real y genuinamente tuyo? Afirmarías con rotundidad que esa idea, frase, gesto o lo que sea no estaba antes previamente delineado por otro?

Ayer me dijeron que una palabra que yo había usado no estaba aceptada por la RAE, ante lo cual yo declaré, en mi defensa, que me parecía raro haberme inventado una palabra: lo habitual es que sean muchísimas (tal vez estoy perdiendo facultades? jaja)

Personalmente, lo único que quiero es provocar una sensación nueva, y me da igual que las formas que utilice estén recién salidas del horno o lleven siglos acumulando polvo en alguna enciclopedia que ya nadie consulta. Me importa el contenido y me maravilla lo que yo veo como intacto, aunque esto puede ser algo que cientos de miles de nativos conozcan desde hace siglos (pensamiento coloniano)


Top5 sobre copias:

1 - Me encanta copypastear diálogos de mis pelis favoritas y decirlos en ciertas ocasiones donde intuyo que van bien. Solía citar actor y peli, pero hay cierta gente muy normal que piensa que el cine no tienen nada que ver con la realidad... así va el mundo! jaja

2 - Cuando estoy enamorado de alguien, me veo calcando algunos de sus comportamientos, frases, palabras, gestos... instantáneamente me enganchan sus canciones, comidas, ideas favoritas; todo lo que viene de ella se recubre con una luz especialmente hermosa; el amor, aparte de para conocer gente, amplía tus gustos! =)

3 - Nunca en mi vida he copiado en un examen; nada de chuletas en el boli bic, rayajos en la casio y por supuesto nada de "cambiazos". Bueno, salvo una vez en la universidad cuando mi primo tenía examen de física y no había estudiado nada y yo... hice el examen por él. Lo malo fue que una de las profas que vigilaba me había dado clase una vez en el instituto... uff! fue una aventurilla, jajaja

4 - El caso del timo al mafioso. Hace unos años me ocurrió algo que me dijeron que daba para hacer un guión de peli. Había de todo, una chica, un mafioso que propone un plan, un hacker que quiere timar al timador... la idea se basaba en sustituir un fichero protegido pero... eso es otra historia, jajaja.

5 - Últimamente he visto ciertos detalles en el trabajo, donde algunas personas me ha copiado a mí!! son cosas sin importancia, como por ejemplo, mi firma en los correos. Realmente esto me hace pensar.


martes, 3 de noviembre de 2009

Miedo?

Creo que existe en el ser humano un tipo de inteligencia que hace que quieras evitar el peligro de situaciones que pueden causarte daño. Si observo cómo es mi comportamiento, podría pensar que tengo un problema con esta parte de mi mente. Tal vez mi cerebro se dañó cuando a los 3 años me caí por las escaleras o mis "neuronas protectoras" se vieron seriamente perjudicadas tras los excesos de juergas nocturnas en la universidad.

Esta bien claro que en mi vida hay ciertas personas y situaciones por las que no quiero volver a pasar, porque es bastante probable que si me acerco a ellas, saldré trasquilado emocionalmente. En estos casos, no tengo ningún miedo al dolor, simplemente, veo claramente lo que me pasará y decido evitarlo.

En cambio, si algo o alguien me hace sentir genial, ya pueden saltarme todas las alarmas, salir un aviso en el BOE, desaconsejármelo un gurú espiritual o leerlo en el interior de una galletita de la suerte (y mira que es difícil conseguirlas fuera de las pelis): no haré ningún caso. Claro que tengo que sentir nítidamente que el riesgo merece la pena, pero esto, es algo tan automático, que lo único que puedo hacer es asumirlo...

Por cierto, ¿has probado alguna vez a intentar que una muleta se mantenga sóla en equilibrio vertical? yo si.

Neo, dando la bienvenida a otra situación compleja, que será solventada de forma meditada y racionalmente sabia, es decir, a hostias. =)

lunes, 2 de noviembre de 2009

Top 5 de sonidos favoritos

Si sabes la relación entre estos hierros y el grunge, eres muy bueno, si señor, jajaja

1- El zumbido de un motor tetracilíndrico de 100CV, pasando de 9.000 a 12.000 rpm, rugiendo debajo de tí y transmitiendo la vibración a tu estómago.

2- Tu risa; incontenible, directa y sincera, al reaccionar a una tontería que acabo de hacer/decir. Uno de los mejores y más estimulantes premios que se me puede dar.

3- El invisible concierto natural de los grillos, una noche de verano en el campo, alejado de cualquier luz y degustado tumbado, contemplando las estrellas.

4- Los pajarillos cantando de madrugada, cuando vuelves a casa tras una larga y genial noche de marcha, con la sonrisa saliéndosete de la cara.

5- Min 3:05 de Butterflies & Hurricanes (hombre, te creías que en cuestión sonora no iba a hablar de Matt Bellamy? jajaja)

sábado, 31 de octubre de 2009

Nice Dream


Cuando lleguen las sombras, siempre tendrás la música, para protegerte y llevarte hacia un sueño bonito.

Esta canción va dedicada a quien la pueda necesitar.

viernes, 30 de octubre de 2009

Top 5 de AHORAs

J. Krishnamurti decía que sólo existe el presente, y se preguntaba cómo se comportaban 2 personas que no tenían pasado y sin ningún futuro...

interesante, verdad?

Top5 de momentos en que estoy completamente en el presente:

1- Con la moto: subiendo un puerto de montaña, mente y cuerpo están totalmente alineados en fusión con la máquina, bailando al ritmo del camino, sonriendo en cada curva y aceleración.

2- Escuchando música, en casa, el coche o un concierto: a pesar de que de vez en cuando me da por hablar, sobre todo entre canciones, en general estoy vibrando y sintiendo la frecuencia del sonido.

3- Viendo una peli: cuando el cine te engancha y te metes en la historia, suspendiendo tu incredulidad, lo vives, sientes y en algunas ocasiones, la realidad cinematográfica se clava en la personal, reaccionando nuclear y catárticamente.

4- Riéndome con cañas y un amigo, inventando tonterías, siendo consciente de que el mañana no existe y descubriendo universos absurdos y etílicos.

5- Haciendo el amor, o follando, aunque a mí me gusta más lo primero: me olvido del mundo en una concentración deshinibida que lo borra todo, menos la persona que está contigo, compartiendo ese instante eterno.

Bueno, ahora se puede mejorar haciendo combinaciones: no estaría mal sumar 2 + 4,
aunque 1 + 5 puede ser peligrosillo, 2 +5 arriesgado y si haces un 3 + 4 la gente te mira mal... jajaja

miércoles, 28 de octubre de 2009

Ele


El centro de Tokio parecía intemporal y latente, como una forma de vida distinta a lo que L había conocido hasta entonces. Clínicamente aséptica, la esencia que transpiraban sus limpísimas calles le era transmitida a cámara lenta, congelando el tiempo que duraba aquel invierno de descontentos sin sol.
Le hipnotizaba la imagen de aquellos céntricos restaurantes, con sus extraños escaparates atiborrados de
platos de comida de plástico; aquella inerte exposición no contenía un átomo de polvo ni un milímetro de imperfección, al igual que no presentaba ni una caloría de sustancia nutriente.
Al pasear, durante la jornada laboral, por sus aisladas avenidas, L se preguntaba los motivos que llevaban a aquellos seres mortales a permitirse el lujo de desperdiciar tantísimo tiempo de sus cortas y patéticas vidas.
Otro espectáculo que solía contemplar eran los flashes amarillos, azules y rojos de los anuncios que colapsaban las fachadas de los rascacielos; su eléctrica intermitencia mimetizaba las cámaras tan típicamente japonesas en una especie de ritual paradójico, helado y fotográfico: japón se retrataba inconsciente y burlonamente a sí mismo.
Ahora podía respirar la lluvia que calaba Shibuya y sonreía al sentir la contradicción de la metrópoli más grande del mundo y su incómodo silencio. Como en un desierto de abundancia económica, la ciudad parecía haber sido barrida por un Tsunami; pero no uno procedente del Pacífico, si no más bien una terrible ola gigante de frialdad emocional y separatidad física que había surgido de algún lugar del interior de la isla, tal vez de su sustrato volcánico.
El paseo de L terminó, como cada triste y largo día, con la sensación de monotonía, lentitud y soledad terriblemente eterna, esa que casi siempre acompaña a un vampiro.

domingo, 25 de octubre de 2009

Jota

Recuerdo la noche en la que encontré a J. Si bien es cierto que me había pasado bastante con el ron y los piscos, mi mente aún mantenía algunos conceptos claros: estaba en Chile, en alguna comuna triste y colonial de Santiago, perdido en todos los sentidos, excepto el geográfico. Entonces, algo detuvo mi etílica y errática trayectoria callejil: era él, J, que estaba de pie, en la entrada de lo que parecía ser un garito de mala muerte y peor vida.

Fue el coctel de su mirada tímida, sonrisa amigable y esa estúpida gorra de caddie lo que se me antojó como una luz al final del túnel; un túnel personal que yo imaginaba flanqueado por gigantescas botellas de licor de frutas y abovedado por oscuros recuerdos de imperfecta maldad. Pero entonces, con J, todo eso cambió.

Supongo que al ver el patético estado que yo aparentaba, algo le empujó a salir a mi encuentro, tocar mi hombro con su mano y decirme jovialmente "¿qué buscas, compadre? entra y compártelo con nosotros". Así. Sin más. Como si me conociera de siempre.

Su cara transmitía una empática e instantánea confianza natural, casi salvaje, pero calmada y verde; además, J cumplía mi norma número 4 para que, en un bar y a simple vista, alguien sea considerado buena persona. Esto es que, cuando hablaba, su mirada recorría al grupo con atención democrática, dirigiéndose a todos por igual. J era de los que quieren que todos lo pasen bien.

Lo mejor de J eran las ideas y teorías absurdamente divertidas que se le ocurrían; por ejemplo, un día, me hizo jurar que le daría un puñetazo bien fuerte, si alguna vez llegaba a hacer cosas tan estúpidamente prácticas como colocar la foto de un bebé en su cartera para que, en caso de robo, al chorizo le entrara instinto paternal y la devolviera. J no creía en ladrones de corazón ablandado por fotos infantiles. El mundo de J era más coherente y darwiniano.

Él siempre me dejaba pensando y sonriendo; era como si en su cuerpo, en lugar de aminoácidos o sales minerales, tuviera marihuana; esa sería una buena definición de J, y, posteriormente, el apodo que le acompañó en su corta y extraña vida: el hombre-maría.

viernes, 23 de octubre de 2009

(a)honda

Soy pasión adrenalínica y decibélicamente revolucionada, pero a la vez calma, soledad y silencio desértico.

Soy la sonrisa atómica, instantánea e incombustible generada al alcanzar lugares donde nunca ha llegado nadie, aunque ciertos días mi casa es una jaula de lluvia que ahoga, ciega, y enfría el tiempo.

Soy pura energía, calor expansivo y potencia arrasadora pero, a la vez, tan frágil que dependo de ti y, si quisieras, podrías causarme un gran daño.

Quiero que cuando nuestras revirados caminos se crucen de nuevo, traspases mi caos superficial , ahondes y sientas mi extraño equilibrio, porque ahora soy eterno pero, en lo que dura un parpadeo, ya no seré nada.





In a flash and a blink of an eye, in the second that passes you by...
In a flash and a blink of an eye, it all can change overnight...

martes, 20 de octubre de 2009

Sonreir, como en Suiza

El otro día quería explicar que una de las cosas que me chocó al volver de Suiza fue el hecho de que la gente no agradezca (con un gesto de la mano o de viva voz) que me pare en un paso de cebra para que crucen. Esto era algo que pude comprobar repetida y felizmente en aquellas tierras banquéricas y bolleriles.

En mi tierra no te den las gracias; au contraire: lo que pasa es que da la sensación de que te miran como pensando "maldito bastardo motorizado, menos mal que has parado para que pueda caminar como si estuviera en la alfombra roja de Hollywood, porque en caso contrario habría sacado mi Smith & Wesson del .45 y te habría hecho unos respiraderos humeantes".

Hans, el pequeño colegial de Berna, dispuesto a cruzar un paso de cebra y a saludar a Neo; qué buen chaval!

Dejando atrás mi imaginación tarantiniana, lo cierto es que la sensación que la gente transmite es de suficiencia: una expresión como de "yo tengo la prioridad, tú tienes obligación de parar" y algo como una mezcla entre "porque yo lo valgo" y "alégrame el día" a lo Harry el Sucio.
Y no termino de entenderlo, porque en mi ciudad no es nada habitual que los coches cedan el paso.
Y ¿entonces? es mi encuentro pasocebril una especie de extraña vendetta de los pobres y oprimidos peatoncillos que, por una vez, vencen en la lucha contra la violencia inherente al sistema de las diabólicas máquinas de combustión interna? ¿es el hombre de a pie un sujeto alienado y controlado que por una vez vence a la bestia mecánica y saboreando el poder que esto conlleva?

Algunos gurús del urbanismo moderno opinan que la hierática expresión de los peatones que se encuentra Neo es un homenaje a George, Paul, Ringo y John...

En Suiza cada vez que alguien te daba las gracias en un paso de cebra, te reforzaba positivamente para parar en la próxima ocasión. Además era casi algo artístico, melódico y hermoso: una especie de baile outdoor: yo freno, tú me miras, levantas la mano, gracias, yo te miro, sonrío... todo como una pequeña y fantástica ceremonia urbanita y educacional...

En España, en cambio, es una especie de duelo del oeste, pero entre un niño con pistolas de juguete y un Clint Eastwood en sus peores pelis spaguetti-westerianas. Es un choque desigual con ciertas miradas asesinas que en ocasiones pueden llegar a rallar el cristal de la luna delantera de mi coche.

Y mi respuesta a estas malas caras peatoniles es siempre la misma: ¿mosquearme? ¿dejar de ceder el paso? ¿sentirme un poco tonto? no, simplemente sonrío, como en Suiza, pensando en lo diferente que es la educación de la gente de aquí y la de Zurich.

Elena y Mike; estos alemanes se tomaron tan en serio lo de agradecer que me parase, que se subieron al coche con sus petates y compartieron viaje, risas e historias conmigo.

Ahora, tú puedes pensar que este ejemplo es una chorrada, que incluso no debería provocar ninguna reacción (ni buena ni mala) en mí. Pero lo hace, es un hecho. Y esta es otra de mis superdebilidades: los pequeños detalles cotidianos me afectan como si los percibiera con una lente de aumento o un audífono de gran potencia. Me influyen y no puedo ni quiero evitarlo.

Estas últimas semanas me han pasado cosas no muy buenas, con grados de importancia variable que se podrían considerar suficientes como para enfadarse, entristecerse o caer en un ataque de consumo compulsivo de chocolate Toblerone; Pero cada vez que ocurren, yo vuelvo a sonreír, con la certeza mínima y temporal de que el mundo, la gente, la vida, seguirán afectandome con un exceso de carga emocional que no elijo rechazar. Y seguiré echando de menos a mis Suizas personales, las que conocí una vez en mi vida y ahora están muy lejos, pero están. =)

viernes, 16 de octubre de 2009

Kriptonita (o el post antes llamado "Sobre Suiza")

En el terreno personal, uno de mis puntos flojos (atentos, lectores darwininanos, tomad nota para atacar tróficamente, jaja) está alojada en lo más profundo del cerebro y se manifiesta en una superdebilidad: el sobrepensamiento. Darle demasiadas vueltas a las cosas suele terminar en un agotamiento titánico que aparentemente no conduce a otro lado salvo a un callejón lejano, oscuro, sin puertas, ventanas, rosetones góticos ni nada ni nadie, salvo yo y mi pensamiento hipercansado.

Mi kriptonita laboral son las reuniones tóxicas; esas en las que sabes que vas a perder el tiempo escuchando cosas obvias, frases clichés, discursos político-económicos y en general paridas que si se transmitieran adecuadamente, se dirían en 5 minutos y no en 4 horas.

Metallo tras unas reunión con Lex Luthor y con la dirección de su empresa.

Creo que es una puñeta esto de llevar kriptonita dentro de uno mismo; joder, no sé qué piensas tú, pero si nos vamos al kriptoniano original, al menos Superman tenía pocas probabilidades de toparse con un cachito verde de su planeta - salvo que algún supervillano lo encontrara y usara, y eso, básicamente, daba para un nuevo comic. Hmm no es mala idea!

Volviendo a este mortal y alienable ser bloggero y descartando una posible petición del libro de reclamaciones a mis procreadores (ni a Dios, a la evolución o al monstruo del spaguetti), tuve que desarrollar ciertos mecanismos para contrarrestar los efectos nocivos de mis superdebilidades.
Así que escribo; sí, lo hago desde crío. Y con eso se soluciona bastante el problema, porque de no sacar ciertas ideas (chorradas, pensamientos oscuros, teorías extrañas...) creo que mi mente implosionaría, colapsaría, se desintegaría y luego me pasaría algo raro como que se me olvidaran todos los números pares, jajaja)

Si yo fuera pastafari rezaría cuatro salsasnuestras al gran monstruo del spaguetti para tener fé en que yo soy producto de un "diseño inteligente", jaja.

Uno de mis sobrepensamientos tiene que ver con lo que hace, piensa y dice la gente con la que me encuentro. El comportamiento ajeno me ha causado un gran influjo desde mis primeros y tiernos pasos intelectualoides, generando en mí diferentes tipos de reacciones ante actos que, bajo mi personal opinión, son cuestionables: discutirlos, criticarlos, señalarlos, enfadarme, entristecerme, comer helado de chocolate chocolate chip... vamos, de todo!

Otra de mis batidoras mentales es la de comparar y relacionar: [A > B] o [(A -1) < B] o [A casi casi = A]. Y saco parecidos "razonables" de gente que conozco con actores famosos. Este verano conocía a una chica que era clavada a Scarlett Johanssen; y lo que no logro entender es porqué no le gustaba que se lo dijera (yo no era el único). Porque vamos a ver si te dicen que eres igual que Lina Morgan o que el feo de los hermanos Calatrava, pues vale, pero joder! Scarlett!!


Bueno, vale, con ese argumento automático y parabelum me has convencido: no te pareces a SJ!!

uff, tampoco entiendo cómo ni porqué mi Scarlett sigue en contacto conmigo, y eso se añade al hecho de no entender porqué hay quien día tras día lee las cosas que escribo. Supongo que llegará un momento que haga una encuesta, pregunte a mi profa de literatura o directamente secuestre a alguna blogger y la torture con canciones de Camela y vídeos de Falcon Crest -donde salga mucho el mayordomo Chulin- hasta que me diga la razón oscura y secreta que le lleva a leerme. jajaja

Tiendo a la digresión, eso está bien claro, no? porque te juro por Enjuto Mojamuto que yo quería hablar de mi viaje a Suiza y mira por dónde ha salido este post... si es que soy una marioneta del destino!!

El Neo está muy Shakesperiano últimamente... qué tendrá el Neo?? jaja

miércoles, 14 de octubre de 2009

Perdido en un mal día

Si no hay salida al camino verde o si no hay seguridad en esta maldita y retorcida estela de horas sin sentido, me inventaré uno y el callejón sin salida será muro de grafittis paisajiles; y si hace frío correré más y mi entalpía interna transformará spines en grados sumos; y si no me quedan fuerzas, llamaré a filas y columnas y matrix regresará a la última batalla;

Mi casa es un laberinto de setos sin huella (Lawrence ni Michael), con pistas para resolver el caso de un suicidio difuso (a lo Luppi) y lento (en plan bullet time); en el centro hay un tablero de 8x8 claroscuro, con una partida a medias naranjas, empezada hace demasiado, donde no me gusta jugar con nadie y suelo ir contra todo y donde voy perdiendo el juego, el tiempo y el norte y no gano más que las ganas, que tomo después de cada comida en pastillas rojas de mi propia sangre, que es lo único que me salva.

Quiero salir de mi mansión-rompecabezas y encaminarme de nuevo al desierto, pero la trampilla secreta que conozco sólo se abre desde el otro lado y allí no hay nadie;
¿y qué me importa todo esto? acaso vas a venir tú a resolver las dudas y los miedos que sólo yo puedo sentir? sabes el momento exacto en que dejaré de pensar egocéntrica y recursivamente en mi propio misterio vital y escaparé al maldito ciclo de trabajo temporal? no, nadie lo sabe.

y el tiempo pasa a mi favor y la vida me pasa por encima, en mi contra, y no acabo de comprender nada, pero en el fondo sé que nunca va a llegar el equilibrio: ¿porqué habría de venir, si hasta ahora no ha encontrado mi dirección? y a pesar de todas las sombras, de todas las desesperaciones y silencios y de que hoy es un día de manzanas de Newton, tarde darwiniana como los tiburones blancos que acechan a las focas, 24 horas que, en contra de lo previsto, no quiero que pasen, porque desear que no exista el presente es lo peor que le puede ocurrir a alguien vivo: así que vamos a ver quién puede más, tú o yo, maldito día. =)

pd: jaja, hoy tocaba escrito peleón, eh? bueno, a veces me pregunto si yo, como el LHC, me saboteo desde el futuro. Hoy a la tarde, yo era esta canción:



martes, 13 de octubre de 2009

Pre-caos, post-descanso

Ahora, el otoño de mi descontento se vuelve primavera con este sol de Iruña!

Porque no te imaginas cómo le hace sentir a uno volar a dos ruedas después de tantos siglos de espera; cómo sobreestimula el redescubrir y expandir caminos antes micronizados por la rutina tranquila del coche y su torpeza; cómo revitaliza reanudar estilizadas trayectorias en un baile revolucionado, entrópico y fino; cómo vigoriza rearmar la muñeca que te lleva derecha a la primera posición, sin premios, del último de la fila; cómo regocija químicamente el chute de adrenalina que inunda tu sistema (muy) nervioso central...

Sí, esto era lo que necesitaba: un pre-caos cinéticamente energético que desemboque en un post-descanso de sonrisa infinitamente tranquila.

Eso sí, a veces, Iruña Sucks!!! jajaja (pero hoy no)

sábado, 10 de octubre de 2009

Errores Compliciados

A veces nos encontramos con personas con las que conectas extrema, micrónica y expansivamente. Tratar con ellas es delicioso, porque aunque el 95% de las conversaciones sean fallos de Matrix, son unos errores intelectualmente nutritivos, capaces de recrear mundos nuevos en situaciones convencionales y de atrincherarse en una subatmósfera viva dentro de un mundo cuyo límite tiende al aburrimiento exponencial y regresivamente. Mis errores favoritos son un intervalo infinito que incluye palabras como "qué tal estás?" y "necesaurio", pasando por "hadrón" y mil veces por "gracias". Son mil millones de complicidades y complicaciones para definir algo sencillo...

Regresar a los errores afortunados es toda una decisión, ajena a uno, propia de valientes y deseada antigravitatoria e intemporalmente.

viernes, 9 de octubre de 2009

Ed


Esta es la serie más autorreconciliante, catártica, divertida y adictiva que veo en 10 años. Para muestra, un clip:

jueves, 8 de octubre de 2009

Soñando Señales



A veces, tras un gran error, miras por un instante al suelo, buscando sombras o leves ruidos delatores; escaneas cualquier señal que te diga que no te confundiste al sentir lo que sigues sintiendo en standby controlado.

Parker Posey, sonriendo confiada con kimono y pared a juego con su reloj. PP sabe!


Quieres desear no mirar atrás y confiar en que Eurídice te sigue, pero toda tu energía se debe enfocar en otro punto, confiando en que los lazos intuidos que te unen a ciertas personas especiales no se han roto, pese a la tensión o la distancia. Siguen unidos, singular, extraña y cinematográficamente, porque, de otra forma, nada sería verdadero y el universo no estaría confabulando a tu favor. Lo sueñas con la locura de lo ficticio y lo sabes con la certeza que nadie te puede confirmar, verdad?

miércoles, 7 de octubre de 2009

Espejismos



A veces uno tiene que reconocer sus errores y hacer que salgan de ese lapso de tiempo previo al presente. Porque si no lo hace, ellos te persiguen adelantando el pasado a unos escasos instantes acechantes, dispuestos a hacerse actuales en cualquier momento.
La única manera de enviarlos a su preterito imperfecto simple es pararse en el lugar adecuado, frente a la persona correcta, mantener la mirada y admitir, frente a frente, que uno se equivocó.
No me resulta nada fácil disculparme, pero después, la entropía se reduce y puedo retornar a cierto equilibrio endógeno, natural y sencillo.

Cuando te equivocas tanto con alguien también te sientes muy pero que muy estúpido y esto requiere una segunda opinión del doctor espejo: ¿qué eres? parece preguntar desde el otro lado.
No tengo ni idea de qué soy y desde luego, nadie perfecto, pero me temo que mi precio va un poco más allá de la factura de haberme equivocado con dos personas.

Al menos, una de ellas ha visto hoy cómo se pide sinceramente perdón por no haber escuchado sus palabras a tiempo y, aunque no haya servido para nada demasiado práctico, a mí me vale (de valor).



... If we don't know where we belong
It'll make no difference from where we started ...

martes, 6 de octubre de 2009

Top 5 de Cosas Alegres


- La llamada telefónica a una persona del trabajo que está de baja; en breve le operan de algo bastante delicado. Bromear, reírnos y mi ofrecimiento para cualquier cosa que necesite. Su agradecimiento sincero.
- Los niños (y las niñas) mirándome montado en la moto, cuando pasan delante de mí en un paso de cebra. Su cara ojiplática perdida, sonriendo hasta el infinito irracional.
- Una serie nueva: "FlashForward". Su planteamiento adictivo, novedoso y esperanzador.
- Una peli nueva: "Soul Kitchen" de Fatih Akin. Su declaración de necesidad de comedia, de humor como forma consustancial de la vida.
- Una llamada inesperada, familiar, que anuncia buenas noticias resolutivas, anti-depresivas, vigorizantes, excepcionales!

y claro, una canción... oye, no está nada mal para un martes, verdad? jajaja
y si no te gusta esta canción y si no te hace subir y si no te da alas... tendré que ir yo a por tí! jaja


i wonder what keeps us so high up
could there be a love beneath these wings...

lunes, 5 de octubre de 2009

Instinto vs Conocimiento


En un mundo tecnológicamente evolucionado como el nuestro, seguir nuestros reflejos instintivos puede ser mortal: Lo que quizás te salve es el conocimiento, ya sea científico como humano.

Imagina que conduces un coche por la autovía a 120 Km/h y ante ti aparece una oveja a unos pocos metros. El instinto te llevaría a pisar el pedal del freno, pero ese instinto primario lleva asociado otro compañero: el pánico, que te hace levantar el pie por miedo... Tal vez incluso sin quererlo, gires el volante para esquivar el animal (sin ser 100% consciente de qué tienes a los lados: barranco, otros coches, más ovejas...)
Si conoces el sistema ABS que lleva tu coche y previamente lo has abstraído, sabes que debes pisar el freno a fondo y no girar el volante, consiguiendo el máximo rendimiento de frenada y la máxima seguridad.

domingo, 4 de octubre de 2009

Diferentes


¿Porqué vuelve a invadir mi mente el recurrente tema de las diferencias entre hombre y animal? ¿Qué importancia tienen en mí mis instintos y pulsiones? ¿En esencia soy diferente del Homo Antecesor o básicamente actúo determinado por lo que hacía mi especie en el Pleistoceno?

Hace poco escuché que en un mundo adaptativo, el hecho de mostrar debilidad es un error, puesto que los especímenes más débiles son los primeros objetivos del depredador.
¿Es este un mundo Dawiniano? acaso no estoy rodeado de hombres y hay que tratar a algunos como animales que ocupan una posición diferente en la escala trófica? ¿mostrar debilidad reduce mis posibilidades de supervivencia? (yo parezco algo suicida porque muestro TODAS mis debilidades a las personas que quiero; es una forma sencilla y rápida de ver si me quieren o no; quien saca partido de mi sinceridad, no merece la pena; esto es terrible cuando sale mal, porque el dolor es asintóticamente alto)

Creo que el no mostrar debilidades puede implicar que nadie te ayude a mejorar tus puntos débiles; aunque evidentemente, un tiburón o un león no pueden ser buenos compañeros de ayuda, jaja

Además, me parece que mi objetivo no debe ser únicamente sobrevivir y perpetuar mi estirpe, si no vivir plenamente, y eso es imposible sin experimentar sentimientos que alguien considera debilidades (empatía, dolor, sensibilidad...)

Claro que habría que pensar si algunas personas quieren tener sentimientos o sólo sensaciones.

pd: No hay que perderse la luna esta noche.

viernes, 2 de octubre de 2009

Incredulidad


Los astronautas de la Estación Internacional intentarán hacer cerveza y pan en el espacio

La Agencia Europea del Espacio enviará esta semana a la Estación Espacial Internacional levadura para estudiar su evolución en estado de ingravidez e intentar elaborar en el cosmos cerveza y pan. "Queremos realizar ese experimento en estado de microgravedad para estudiar su efecto en el crecimiento de la levadura y averiguar también si en estas condiciones se puede conseguir proteína"

JA!!!


jueves, 1 de octubre de 2009

Cómo detectar a las buenas personas

Suelo vivir subrutinas dialecto-dialélicas recurrentes, como la de hoy, cuya ficha descriptiva podría ser esta:

Situación: Comida de trabajo en restaurante poligonero.
Conversación: Frases aburridas e inconexas sobre fútbol, prensa rosa, euros que cuesta esto o lo otro o cualquier tema de equivalente peso ideológico.
Fuga Mental de hoy: Ser buena persona.
Comentario Fundamental: Te diré quién no creo que sea buena persona y el porqué. Me dirás que soy radical: no te creas, tal vez sería radical en función de cómo me comportara con mis conocidos "no-buenas-personas" y, de momento, no me he cargado a ninguno, jaja.
Argumento: ¿Quién no es buena persona para mí?

- alguien que me habla de las tetas de la camarera recursivamente
- alguien que no se esfuerza ni 0,00002 N.m por aportar cosas a una conversación interesante ...

No, mira, cambio, stop, para! Voy a rectificar sobre la marcha.
¿Para qué criticar estos comportamientos estúpidos? Me voy a centrar en lo que me interesa:

cómo descubrir si una chica es buena persona, en la inmensa soledad concurrida de un bar de fin de semana lleno de música, alcohol y humos?

Un fotógrafo profesional intentando detectar la buenura pèrsonil de Irene Jacob en "Tres Colores, Rojo" de Kieslowski.


Top5 de cómo reconocer a una buena persona en un bar con sólo mirarla:

- Imagina un grupo de chicas bebiendo y riendo. Si una de ellas habla, mira, está pendiente de todas las demás, interactuando para asegurarse de que todas se lo están pasando igual de bien, entonces puede ser buena persona.

- Supongo que debería beber cerveza por 2 motivos:
1) no tiene pasta para cubatas y la buena gente tiene más pòsibilidades de no tener mucho dinero, pues tienen escrúpulos y 2) la ingesta de alcohol cervecero se controla mejor, y esto ayuda, pues alguien descontrolado pierde la capacidad de ser bueno.

- Tiene gestos de cortesía con los camareros, como saludarlos, hablar con ellos y cuando se vacían los vasos, llevarlos a la barra para ahorrarles trabajo. Los camareros son seres humanos, a pesar de que muchos de ellos intentan ocultarlo día tras día. jaja

- Cuando se marcha del bar, se despide de conocidos y camareros, aunque estos no respondan. A una buena persona en un bar no le importa lo que hacen los demás, se preocupa por sus actos alcohólicos y nocturnos.

- Cuando le preguntas a una buena persona en un bar si se considera una buena persona, siempre responderá que no o que no lo sabe. Alguien que se autoconsidere bueno rotundamente es que miente o no se conoce bien. Esto es como en política, el mejor presidente siempre es el que no quiere serlo; quien llega ahí arriba es porque entra en el juego de corrupción, mentira, etc...

Este es mi top5, se aceptan enmiendas y anexos, pero sobre todo se sugiere que cada cual PIENSE por sí mismo.

y si, vale, reconozco que hice trampa en el último punto, porque se trata de reconocerlas a simple vista, pero no me negaréis que no es una buena entrada para romper el hielo cuando una chica cumple todos/algunos de los puntos anteriores... jajaja



bonus track: top5 pelis sobre buenas personas:

1- SIETE ALMAS
2- CADENA DE FAVORES
3- TRES COLORES: ROJO
4- ATRAPADO EN EL TIEMPO (EL DÍA DE LA MARMOTA)
5- CÓMO SER BUENOS (ya, no es una peli, pero es de NICK HORNBY y con eso ya vale, jaja)

post bonus: las buenas personas deberían brillar como Júpiter estas noches: magnitud -2,6!!! se ve incluso con cielos nublados cerca de la Luna.

miércoles, 30 de septiembre de 2009

!Qué-date! (What a Cita!)

Confieso: me he convertido en un adicto a tu forma de ver la vida; necesito una dosis diaria de 599cc de locuras cotidianas, deseo contemplar con todo el cuerpo tu sonrisa valiente ante todo y ya no soy yo si no degusto, poco a poco tu esencia, leyendo, escuchando y oliendo el aroma de felicidad que se expande en cada paso que das.

Pero hay una sombra: cada día, mi encuentro contigo resuena vibrante de agridulce placer, porque fatalmente es un día menos en la cuenta atrás que me recuerda que tú también tienes fecha de caducidad.

Pero hay una luz, porque quizás siga encontrando siempre ráfagas de vida, victorias de incordura, risas de emoción , retrogustos del miedo, gestos de esperanza y olor a epinefrina... tal vez y sólo tal vez, no te vayas nunca y atiendas mi oración simple y constante... quédate!! brinda conmigo porque hoy creo que te empiezo a sentir con la fuerza que sólo da el conocimiento de lo finito del existir; brinda con la energía cuántica que se tiene sólo en los momentos únicos, irrepetibles y eternos, como tu vida.

¿Y qué importan las apariencias cuando lo que cuenta es lo que sientes?


martes, 29 de septiembre de 2009

Alas

Creo que me acabo de quedar sin palabras porque...
ha ocurrido algo muy bueno por lo que creo que debo dar GRACIAS durante mucho tiempo.
Pero será cuando recupere el aliento, la consciencia y se me borre esta sonrisa estúpida de la cara.
jajaja

Seguiré informando desde arriba, por favor, cógeme si subo demasiado alto, vale?


lunes, 28 de septiembre de 2009

Cuestión de Fé

Hay un montón de pelis en las que aparece alguien que perdió su fé

- Powder Blue: (la más reciente, la que me trajo este pensamiento, donde Forest Withaker quiere morir pero no se atreve)
- 21 Gramos: (Benicio del Toro está genial y perdido en sus errores pasados)
- Tres Colores, Rojo: (Jean-Louis Trintignant como el cínico juez retirado que espía a sus vecinos)
- Dogma: (recordado serendipiosamente por Antigona y en la que Linda Fiorentino deja de creer cuando su marido la abandona debido a su infertilidad)
- Dracula: (Gary Oldman, más que perder, abandona su fé debido a la muerte de su amada Winona Ryder)

Bartleby, el notario de Dios, tomando un aperitivo poco recomendable, mientras espera a su amigo Loki. Ambos matan el tiempo mientras intentan disfrutar de su castigo eterno.

La gente suele mantener la fé cuando las cosas no van muy mal, y sin embargo, ante desgracias importanes, la pierde; paradójicamente, es en esos terribles momentos cuando más la necesitaría.

Pero aquí se me plantea un gran dilema: ante situaciones objetivamente desalentadoras, ¿no es lógico perder la fé en algo o alguien?

Y entonces llegamos a otro de mis superpoderes absurdos: tener fé a pesar de que los hechos, una y otra vez, indiquen que no debería hacerlo. Confiar a pesar de que siempre vuelvo a caer, seguir manteniedo la esperanza, en contra de un nuevo abismo desastroso. Claro que esto no me pasa con todo el mundo, sólo con ciertas personas especiales.

Supongo que hasta que no llegue un cirujano y extirpe de mi mente el preciso espacio en el que se encuentra situada mi esperanza, no podré descansar cínicamente como un tipo normal.
Espero que entiendas esto, porque no es algo que elija: no hay opción, soy así. Y que sepas que a quien más le duele y dolerá es a mí.

Y, ahora que lo pienso, esta superfé me viene de perlas para pasar las tardes de domingo y las mañanas de lunes, jajaja


domingo, 27 de septiembre de 2009

Ed Stevens (en el alambre)

Danny de Vito: ¿sigues pensando en la rubia?
Tom Cavanagh: si
DdV: pierdes el tiempo, Ed
TC: ¿porqué estás tan seguro?
DdV: Muy fácil; está segura de que metería la pata y no quiere arriesgarse
TC: ya, pero si se arriesgase sería GENIAL
DdV: la gente no se arriesga con esas cosas.



Philippe Petit se jugaba la vida cada dia, en lo alto del alambre, entre las torres gemelas o los puentes de Sidney; él arriesgaba lo que más quería y, al hacerlo, ganaba. La gente que no se juega la vida, probablemente esté muerta ya.

Yo, en cambio, quiero (ser) alguien como Philippe Petit, como Ed Stevens, como...

sábado, 26 de septiembre de 2009

Necesidades Poco Serias

Sonríes con pensamientos ocultos y ojos sarcásticos porque me ves siempre de guasa, bromeando todo el tiempo, descojonándome de mí, de mi mundo y de todo el resto de cosas que conforman la realidad. Te crees que soy un pasota o un informal y que no se puede tener una conversación conmigo que se mantenga seria más de 2 minutos. Ríete de mí, eso está bien, porque yo me río también con tu risa.

Pero tú y el resto de la gente que está en la mesa esta noche seguís hablando de cosas que no son nada divertidas, de desgracias familiares que me hacen temblar por dentro, borrar sonrisas horizontales y buscar ojos alegres en las mesas periféricas. Y yo ya no quiero haceros reír y me cayo la boca, me cago en la vida y me caigo en abismos personales mientras siguen nombrándose palabras como adicción, hijos no deseados, droga y miedo.

Y entonces me meto en la conversación y declaro mi absoluta admiración ante tí y quienes un viernes por la noche, durante una cena, son capaces de hablar de temas tan serios, de permanecer sin bromear charlando con supuesta tranquilidad de problemas tan graves. Y alabo la falta de necesidad de mi superpoder de decir el mayor número posible de tonterías por minuto. Y al hacerlo, cambias el ritmo y te pones a hacer chistes, sonríes y te metes en mi terreno de la broma perenne. Vaya lío.

¿Acaso soy el único que necesita reír a carcajadas, casi más que respirar este aire viciado de la ciudad por la noche?


Terry Gilliam es uno de los grandes, porque es alguien que sabe que la imaginación es algo que puede cambiar el mundo. (gata, si has visto esta ya será el colmo de mi envidia, jajaja)

viernes, 25 de septiembre de 2009

Superpoder (inútil)


Hoy tengo que confesar un aspecto muy molón de mí. Es algo que no voy contando en los bares o diciendo a la gente que espera en la parada del bus; se trata de algo cuasi-secreto. El hecho es que poseo superpoderes. No, no puedo volar con traje azul, ni me salen telarañas de las muñecas mientras suelto paridas irónicas, ni tampoco me convierto en bicho verde destrozatodo cuando me cabreo. Mi superpoder es de esos poco usuales y poco usables...

Tengo la habilidad de capturar al vuelo objetos que se me caen de las manos, antes de que choquen con el suelo.

Ya puede ser un bote de miel, las gafas, un vaso que estoy fregando, el móvil o el mando a distancia de la tv: en el preciso instante en que cometo la torpeza de dejar que resbale de mi mano o lo golpeo sin darme cuenta, se pone en marcha un sistema viso-motriz automático e instantáneo que hace que mi mano se mueva con agilidad felina y trayectoria exacta que recorre el espacio y termina por atrapar el objeto cayente de manera precisa, única y perfecta. Os lo juro, me pasa muy a menudo.
Claro que esto sólo me ocurre cuando tiro el objeto involuntariamente, no puede ser preparado.

Es un instinto que según algunos personajes que tienen la teoría de que los hombres no escuchan y las mujeres no entienden los mapas, debe provenir de mis antepasados cavernícolas. Supongo que yo soy la evolución de ciertos homínidos recolectores de fruta en los bosques del norte de Iberia. Imagino que en ocasiones, mientras mi tatatatatatatatarabuelo realizaba su tarea hortofruticola y diaria de encaramarse a un peral, manzano o platanero gigante, algún mamut o cualquier otra clase de bichosaurio podía golpear el árbol, obligando a mi lejano ancestro a reaccionar rápidamente para no perder el precioso y vitamínico fruto. Creo que una vez tuve un vívido sueño regresivo acerca de esto.

Parece una tontería, pero estar a punto de perder algo y recuperarlo, te hace valorarlo todavía más.

Tengo más superpoderes inútiles, iré confesándolos poco a poco para no asustar demasiado ¿y tú, qué poderes tienes? jaja

Datos personales