sábado, 27 de septiembre de 2008

Ni siquiera yo

* Anochece y regreso conduciendo a casa. Siempre llevo las luces puestas, como precaución para que la gente vea mi coche de color oscuro. Recuerdo cuando hace años me cruzaba con otros coches al atardecer y ellos todavía no habían encendido sus focos de cruce. Entonces les daba ráfagas para avisarles. Hoy no necesito hacerlo; no quiero. Ahora se acerca un coche que viene en sentido contrario, sin luces. Estoy tranquilo. Al intuir de lejos mi sonrisa, al ver la sombra que soy alrededor de dos puntos brillantes, el tipo decide encender sus luces. Es muy extraña esta calma y seguridad, la misma que tengo ahora al escribir estas líneas. Hace un rato, habría salido a la ventana a gritar como el tipo ese que se vuelve loco (bendita locura) en Network, Un Mundo Implacable. Pero se ha pasado el momento de gritar hacia afuera.

* Ver a alguien que está atravesando por una mala racha debida a algo que tú superaste en el pasado es como obtener una nueva versión de un pensamiento, pero sería pasar de la v4.0 a la v15.2 de un solo paso. Esto se debe a que esa persona piensa y actúa de una forma tan distinta a la tuya, que su experiencia se vuelve valiosísima para ti, como un fruto exótico que crece en árboles de otro continente, al que accedes a través de un agujero de gusano. Aprender de la experiencia ajena es lo mejor, pero nadie lo hace, ni siquiera yo.

* Mi padre murió hace cosa de cinco años. Ahora pienso en todo lo que le habría dicho, pedido, preguntado, contado, lo que me habría podido ayudar y tal vez yo a él.
No, era mentira, él no murió, pero no sé lo qué es peor. Al menos luché, aunque no valió de mucho y costó un montón. Supongo que ahora me siento como si buscara el santo grial de la eterna juventud, para poder regresar a un paraiso perdido, a una etapa en la que él y yo éramos padre e hijo. Si lo encontrara y él bebiera, las cosas se arreglarían. El problema es que cuando uno no tiene sed, si le dan agua, aunque sea bendita, lo más probable es que le ahogues.

* ¿Cuál es el sentido que tiene el que la gente se junte?

* ¿Crees que si muestras tus sentimientos la gente te hará daño?

* ¿Si supieras que vas a morir de una enfermedad incurable, se lo dirías a la gente que te quiere?


I drove all night (Cindy Lauper)

5 comentarios:

Fle dijo...

El cuerpo humano es un noventaporciento de agua y ante ese dato estadístico viene el que ante la posibilidad de deshidratarse, hay que beber agua aunque no se tenga sed. Probablemente sea una medida de precaución, pero ahí está.
Yo aplico eso ante bastantes cosas. Mucha sed metafórica.
Y muchas tiritas previsoras, también.

Y a tus preguntas;
Para mí el sentido más bestiajo es la lucha contra la soledad no deseada. La gente se junta para saber que, de no tenerse a sí mismo, tendrá a alguien que lo substituya por un rato.

Depende de la gente. Creo que es más doloroso el guardarse los sentimientos siempre para uno mismo. QUién no arriesga, ni gana ni pierde y me dirás, entonces, qué gracia tiene eso.
Hay que mostrarlos, hay que vivirlos y hay que asumir las consecuencias.
Eso sí, hay que tener cabeza y usarla, que no siempre se puede decir todo a bocajarro de buenas a primeras.
Si juegas bien es probable hasta que hagas jaque al rey.

¿Cuanto tiempo me queda? ¿Qué tipo de enfermedad es? Si es degenerativa y voy a ir a peor, probablemente sí pero mintiéndoles un poco, quitándole hierro, mordiéndome la mano para no llorarles encima.
Si es algo que simplemente sucederá de un día para otro, probablemente también. ¿Por qué no despedirnos? DEpendería del mal, supongo.
Y aún así, creo que sí simplemente porque a mí me gustaría que, de pasar al contrario, que fuera otro quién supiera de su muerte, me gustaría que me lo dijera.
No lo querría más de lo que lo quiero pero sí que haría por cumplir cosas a ritmos más urgentes.

¿Y tú?

Un beso y gracias por el mail. Su secreto está a salvo conmigo, sin links mediante. ;)

Lena dijo...

Yo también compartiría el echo de esa enfermedad que me pone 'fecha de fin'. Entre otras cosas para que entendieran porqué esas ganas de VIVIR, para que me acompañaran en esa VIDA que es breve. Porque la ignorancia no siempre juega a nuestro favor.

Lena dijo...

ups!! es HECHO y no ECHO...qué barbaridad!!

troyana dijo...

Neo,
el sentido de que la gente se cruce como ya te comenté es para compartir y también para crecer,al menos en mi opinión,aunque también creo que hay muchas parejas que están juntas a modo de "tapa-soledades"y eso en el fondo,creo que es aun más triste que estar sol@.
Por otro lado,sí creo que tod@s tarde o temprano terminamos por hacernos daño,pero es inevitable,forma parte del juego de las relaciones,así que no hay más salida que mostrar tus sentimientos, porque siempre y con tod@s sin excepción, no se pueden ver los toros desde la barrera.
Más.En cuanto a la enfermedad incurable, supongo que sí se lo diría a la gente que me quiere y a la que quiero,sería una maravillosa ocasión de escucharles y escucharme decir la verdad de las cosas sin tanto maquillaje y cortapisas.
Un abrazo!

troyana dijo...

quise decir "junte" no cruce en la primera frase....¿en qué estaría yo pensando???ja,ja,ja,ja

Datos personales