martes, 9 de septiembre de 2008

Presente, pasado, futuro

* Las personas que valen la pena son aquellas con las que podemos decir lo que pensamos, sin pensar demasiado. Con ellas somos nosotros mismos. Pero a veces, al alejarnos de ellas, se nos olvida eso que dijimos de forma tan sincera: se nos olvida cómo somos. Son como espejos de un material mágico que hace que nos veamos internamente. Por eso son tan necesarias estas pocas personas valiosas: sin ser conscientes de ello, al hablarles estamos dando la capa de barniz final en la obra de arte a la que hemos dedicado más energía en la vida.

* Aprovechar el presente siempre fue una de mis obsesiones favoritas. Y sin embargo, cuántas veces me empeñé en aprovechar el pasado, cuántas! y todas ellas me arrepentí. Pero nadie podía decirme que eso era un error. Tuve que sufrir el infierno de mantener el pasado durante todo el tiempo que mi voluntad de hierro aguantó. Eso pudo costarme presentes y futuros porque nunca se sabe cómo afecta el sufrimiento a lo que nos va a suceder más adelante: todo está hilado en un orden causalmente perfecto, como si no pudiéramos deshacernos nunca de nuestra historia y nos acompañara como un pájaro invisible, ahí arriba, dispuesto a cantar o a cagarnos encima. Con la perspectiva del pájaro sabemos cuando echamos a perder las horas, los días, los meses, los años, pero nos resistimos y aferramos tan fuerte el pasado, ese pasado distorsionado siempre por nuestra memoria de ojos semicerrados que hace que todo aquello brille artificialmente.

* Hoy me siento como si mi vida fuera un enorme puzzle de miles de piezas de una complejidad enorme y del que aún me queda la mayoría por completar. Pero esta noche, después de todo y mientras viajo a través de la autopista, he sentido (me has hecho sentir) como si las hubiera contado y no faltara ninguna; Porque la oscuridad se puede alumbrar en un instante verde de comunicación, haciendo que en la noche más calurosa de Septiembre todo el mar se concentre entre el mundo y mis ojos, dejando bien claro que interestatal es una palabra más grande que internacional, llena de realidad, sentido y gravedad horizontal.


Big Empty (STP)

1 comentario:

troyana dijo...

Neo,un post maravilloso, perdona si suena cursi,pero me ha encantado de principio a fin.
Totalmente contigo en que las personas que valen la pena son aquellas con las que podemos decir lo que pensamos,sin pensar demasiado, y sí,son como espejos de material mágico, qué hermosa manera de expresarlo.
En cuanto a la idea del presente,pasado y futuro,te entiendo y hasta cierto modo comparto la idea de aprovechar demasiado no el momento sino más bien el pasado,y también he sentido y siento que ese pasado es a veces como un pájaro invisible que alguna vez me ha cagado encima y encima certeramente me ha dado en un ojo.
Otra idea que me ha encantado ha sido la de que todo está hilado en un orden causalmente perfecto,es "serendipitamente" cierto,o mejor dicho,así lo creo yo,compañero.
El último párrafo es personalmente hermoso,la verdad es que,utilizando tu jerga, éste podría ser uno de los top-5 post tuyos que más me han gustado y me han llegado.
Un abrazo

Datos personales