jueves, 19 de marzo de 2009

Cómo Quería

Conduzco por la autopista, con mi camiseta de HF (que avisa acerca de qué soy), dinero para Franciskaners y un cd recopilatorio dedicado. El día se esfuma, brillante y cálido,
¿Qué más necesito? todo lo demás, que es la vida para Woody Allen...
Reímos y bebemos y el mundo gira ahí fuera, lejos, enormemente desértico y hermoso porque sin él, tú y yo no habríamos podido encontrarnos. Tú no eres tú (no la que yo pensé) pero es que yo tampoco soy el que era.
Ya no tengo nada, ni hay nada que me tenga; y así parece que todo es posible: me ponen SUPERMASSIVE BLACK HOLE en un garito!!! (y sin pedirla!!) =)
Las mutaciones hacen que a los nipones se les transformen los pulgares y a mi lo que me cambia es la delgada línea roja que me separa de todo. Quizás ahora no es tan delgada, ni tan roja, pero es más mía y la quiero.
Vuelo por la carretera, mientras la noche se fuma, resplandeciente y hot; yo simplemente vivo, como quiero, como siempre quería.

4 comentarios:

Sara M. dijo...

Ni te imaginas la de cosas que me evoca esta canción.
Gracias.

Arual dijo...

Esa canción y una Franciskaner combinan ideal en un momento perfecto para mí. Me encantó tu post!

Neo dijo...

@Sara: es lo mejor que se puede decir de la música.

@Aru: las pakis suelen ir bien con todo, como tú! jaja

Arual dijo...

Eso significa que combino bien con todo, jeje!!

Datos personales