lunes, 23 de marzo de 2009

Verdad o Mentira

Despierto, recuerdo, me replanteo. Me transplanto desde el viscoelástico al chaisse longue y en el camino me chuto una buena dosis de catalizadores. La verdad es que llevo semanas inmerso en un proceso de autovitaminismo creciente, sin tregua e inmensamente reconfortante.
Es como un proceso algorítmico a lo blowfish con un montón de rondas festivas Feistel; pero eso si, con una pedazo backdoor tan invisible como latente =)

***

No escuches el último disco de Calamaro.

***

Sigo pensando. Ahora me centro en mi memoria; allí existe un fin de semana donde yo leí íntegramente ESDLA a tomazo por día, sin parar y sin apenas salir de la cama. A veces estar malo es bueno. Pero nuestra memoria juega malas pasadas y tal vez reconstruye universos viejunos sin que hayan sido reales. Me da igual. Lo que me importa es: ¿dice algo de mí ese pasado pseudo-real? la respuesta es si. Entonces es mío y es más que cierto. Hay cosas que hice y sé que objetivamente fueron verdad para un observador externo, y sin embargo para mi son mentira, porque el enlace con aquel yo es algo menor que cero.

***

2 comentarios:

Arual dijo...

Los recuerdos se transforman con el paso del tiempo de nuestra mente, pero esas pseudorealidades son también interesantes no crees??

Pilar dijo...

I come home in the morning light
my mother says when you gonna live your life right ...

...de la memoria solo vale el don preclaro de evocar los sueños.

Qué bonito post

Datos personales